Utilizamos 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar Más información
castellano   catala   english

EL PROFESIONAL DE LA QUIROPRÁCTICA

 

Situación de la Quiropráctica del mundo

En los EE.UU. Canadá, Australia, Nueva Zelanda y algunos países europeos: Suiza, Inglaterra, Dinamarca, Bélgica, Francia, Italia, la quiropráctica ocupa la tercera posición entre las profesiones sanitarias legalmente reconocidas, siendo la medicina complementaria alternativa más utilizada después de la medicina alopática. (25)

En estos países, el quiropráctico es un profesional sanitario de atención primaria con carrera universitaria superior con el título de (Doctor of Chiropractic, abreviado DC).

En los EE.UU. los DC’s ejercen en clínicas especializadas o multidisciplinarias, privadas como la clínica Mayo o públicas como los centros gubernamentales de salud pública, el NIH (National Institute of Health). La mayoría de estos profesionales tienen títulos de estudios avanzados en radiología, traumatología, neurología o en medicina del deporte.

 

 

Situación en España

En España la quiropráctica no está todavía bien integrada en el sistema sanitario ni académico lo que facilita el intrusismo profesional.

No es extraño encontrar quien se define como quiropráctico sin haber superado la preceptiva formación universitaria.

Con frecuencia, la quiropráctica se confunde con la quiropraxia o el quiromasaje que en la mayoría de las ocasiones son manipulaciones inespecíficas, de limitado efecto terapéutico.

Otras terapias habitualmente confundidas como quiropráctica, son la Espinologia y el Atlas Profilax.

Las técnicas de manipulación sólo se dominan mediante las prácticas realizadas a lo largo de los años de universidad bajo la supervisión de expertos médicos, fisiólogos y quiroprácticos.

Asimismo, un quiropráctico nunca ajustaría una vértebra sin haber hecho radiografías antes y después del ajuste. Radiología es una de las materias básicas de nuestra formación universitaria.

Se debe extremar la precaución al decidir a quién dejamos tocar la columna; los terapeutas que no han recibido la formación adecuada, sencillamente, ignoran el peligro que estas manipulaciones pueden entrañar practicadas de forma inexperta.

Le recomendamos que verifique la titulación del terapeuta que le va a tratar: el quiropráctico en el 100% de los casos le podrá mostrar sus credenciales académicas.

Por otro lado, en España existe la AEQ, Asociación Española de Quiroprácticos a la que sólo pueden adscribirse los mencionados titulados.

Los quiroprácticos tenemos la esperanza de que, en breve, esta situación se normalice ya que, desde hace 2 años, existe una primera facultad de quiropráctica adscrita a la Universidad Complutense de Madrid.

Otra escuela quiropráctica ha abierto sus puertas en octubre de 2009 en Barcelona.

BC Chiropractic