Utilizamos 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Aceptar Más información
castellano   catala   english

LA QUIROPRÁCTICA - ¿QUÉ ES?

La quiropráctica es una ciencia de la salud relativamente joven y desconocida en España. La palabra: quiropráctica deriva del griego ‘cheir’ (mano) y ‘praktikos’ (práctica con las manos).

La quiropráctica fue fundada por D.D. Palmer en 1895 en EE.UU. La 1ª escuela se abrió en 1898 en Iowa, EEUU. Hoy en día la quiropráctica se estudia como carrera universitaria superior en EEUU, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Europa. Los licenciados norteamericanos obtienen el título de Doctor of Chiropractic (DC).
En el mismo año que se fundaba la quiropráctica, se descubrían los rayos X; el Dr. alemán Röntgen, fotografió accidentalmente la mano de su esposa. Este descubrimiento revolucionó la ciencia médica y favoreció el desarrollo científico de la quiropráctica.

PRÁCTICA ORIGINAL

Históricamente, la atención de los quiroprácticos se concentraba en la columna vertebral. La teoría original era que las vertebras desalineadas o “subluxadas”, creaban compresión sobre las raíces espinosas interfiriendo en la correcta comunicación del sistema nervioso central (cerebro y medula espinal) con todos los músculos y órganos del cuerpo. Como consecuencia, se producían enfermedades no sólo localmente sino también en las zonas hacia donde estos nervios están dirigidos.

PRÁCTICA ACTUAL

Hoy en día los quiroprácticos siguen creyendo que ajustando las vertebras se restablece el correcto funcionamiento nervioso y se mantiene una salud óptima. No obstante, el significado de la subluxación vertebral ha adquirido nuevas dimensiones. Se ha demostrado que los efectos de los ajustes vertebrales específicos son tanto mecánicos, como neurológicos e inmunitarios. (Bibliografía 1-4)
Varios estudios quiroprácticos de investigación científica, han demostrado que la corrección manual de las subluxaciones vertebrales tiene efectos fisiológicos, bioquímicos e inmunológicos. (Bibliografía 5-8)